Qué es la dependencia emocional y cómo superarla

¿Cómo identificar la dependencia emocional?

¿Qué sentimiento tienes al estar con tu pareja? ¿Quieres desde la necesidad o desde una relación de pareja sana? ¿Buscas llenar el vacío o buscas un “alma gemela”?

Sería interesante identificar si te está pasando, o simplemente saber qué es e intentar entender si te puede pasar.

Puede ser, incluso, que ya sientas que te pasa en la vida cotidiana, con amigos, familia, pareja … Estar con ellos desde la necesidad puede ser un síntoma de que tienes la autoestima por los suelos. Lo que además, puede generar un estado de ansiedad y de estrés que no te va a dejar vivir.

Igual que nos enseñan de peques a comer, a vestirnos, a ducharnos... Acciones que pueden sistematizarse en nuestra mente. Resulta difícil que nos puedan enseñar a cómo tener una relación de pareja sana. Eso es algo que tenemos que ir aprendiendo nosotros a base de experiencias y vivencias.

Veamos un ejemplo de cómo saber si dependemos de algo o alguien: pongamos que nos gusta el chocolate. Te gusta porque te hace bien, porque te apetece…perfecto. Tienes una relación sana con el chocolate. Pero si nos situamos en un momento triste y decimos que necesitamos el helado de chocolate para poder estar bien, ya tenemos un problema. Hablamos de algo puramente emocional, de dependencia emocional.

¿De dónde viene la dependencia en pareja?

A veces idealizamos tanto a la otra persona, que pensamos que con ella nada malo puede suceder y todo es maravilloso. Incluso la idealizamos en cosas de las que ni siquiera puede ser responsable. Pero, ¿qué pasa si te imaginas que esa persona un día te falla, no está disponible o actúa diferente a como esperabas?

Lo primero, es que vas a sentir una angustia íntegra, entras en un bucle de pensamientos en los que únicamente contemplas la probabilidad de que esa persona pueda irse y dejarte con ese sentimiento para siempre. Empieza entonces un estado en el que puedes estar super a gusto con esa persona, pero a la que has asociado con angustia.

Crear un apego sano desde pequeños es fundamental, como decimos siempre, la educación es siempre la clave. Y no es menos en la dependencia emocional.

¿Cómo sabemos si somos dependientes emocionales o tenemos un apego sano?

Ante esta pregunta planteamos otras:

¿Tu vida gira en torno a la de la otra persona?

¿Adaptas horarios a los suyos y mueves cielo y tierra para poder quedar?

¿Has dejado de hacer cosas porque a tu pareja no le gustan? Quedar con un amigo por ejemplo.

¿Sientes que eres tú quién lleva la relación y pone más? y ¿si haces algo mal, ha sido tu culpa el motivo del enfado?

¿Cuándo estáis juntos no hay angustia y todo se calma? Y ¿al estar separados todo lo contrario?

Creo que si respondes sí, aunque ser realista es difícil, tienes la respuesta. Tienes dependencia.

¿Qué hacer si sufro de dependencia emocional?
6 consejos que os pueden ayudar:

  • La solución ahora sería desapegarse, que no significa dejar de querer ni mucho menos.
  • Es hora de trabajar en nosotros. Desaprender para volver a aprender pero bien hecho.
  • Reconocer que tenemos un problema es lo principal. No es fácil, pero es el primer paso.
  • Tenemos que saber decir que no, sin que nos tiemblen las piernas. No por decir que no, estamos haciendo algo mal. Estamos cuidando de nosotros para luego poder cuidar a los demás, sanamente.
  • El amor propio no es ser egoísta. Hay niveles ,claro, pero primero nos tenemos que querer y cuidar nosotros y después saber querer a los demás.
  • Debemos saber que la dependencia emocional es una adicción. Al principio parece que todo va bien, luego nos sentimos mal, pero volvemos a engancharnos y así entramos en un círculo vicioso.
  • No hay que tener miedo a las nuevas cosas que podamos sentir o vivir, la incertidumbre es motivo de miedo, pero no siempre tiene que estar asociada para mal.
  • Ser valientes. Tened en cuenta que es cada persona la que elige si quiere salir de esa situación, o quedarse.

 

Y os dejo con una reflexión, si el amor parte desde una dependencia emocional, está condenado a ser tóxico y fracasar. El amor debe ser libre por naturaleza.



Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *