11 propósitos sexuales para el nuevo año

El sexo forma parte de nuestra vida, es salud y como tal es importante mantener buenos hábitos. ¿Qué tal si echamos la vista atrás y vemos qué tal fue el año en este aspecto?

Necesitas mejorar, quieres reforzar el buen sexo, deseas derribar obstáculos que te impidieron disfrutar al 100%… El objetivo lo marcas tú, yo solo te doy algunas ideas que puedes incluir en tu lista de propósitos junto a “hacer ejercicio” “perder peso” o “dejar de fumar”.

¡Sigue leyendo para conocer más!

Consejos para mejorar tu vida sexual este año

1. Aumenta tu frecuencia sexual

¿Cuánto tiempo llevas con tu pareja? ¿Sientes la misma pasión que al principio?

Es cierto que el amor va evolucionando, como ya hablaba en las 6 etapas del amor, pero también es verdad que la pasión y la sexualidad dependen de ti.

Prueba a hacer cosas que hacías con él antes cuanto erais novios. Muchas veces, el trabajo, los niños, la rutina, hace que nos olvidemos de que también somos pareja. Activa el erotismo y la pasión, ya veras cómo tu líbido se reactiva como el fuego.

Toma la iniciativa, no esperes siempre a que se él o ella, da un paso más y búscalo tú. Verás que es incluso más divertido: observa lo que desea, mira cómo se excita, cómo, de qué manera y con qué intensidad.

No olvides comunicarte, no leemos mentes todavía. Hablar es la pieza clave para que se produzca un conexión perfecta.

2. Derriba tabúes y bloqueos

Suena elemental, pero si no das este paso, no podrás avanzar. Incluso si has decidido aumentar la frecuencia de tus encuentros sexuales. Libera tu mente de todo aquello que te bloquea, pensamientos como “estoy gorda”, “no le merezco” “mis tetas son pequeñas”, “qué vergüenza que me vea desnuda”…

Sé que no es fácil y que hablamos de complejos. El primer paso es identificar el bloqueo que te impide disfrutar, después háblalo con tu pareja. Recuerda que él o ella te desea y por eso está contigo. Pero en cualquier, caso si ves que no consigues avanzar no tengas miedo a pedir ayuda a un especialista.

3. Lleva a la acción alguna de tus fantasías sexuales

Las fantasías sexuales son parte de nuestra imaginación y nos ayudan a aumentar la líbido y el deseo.

Normalmente, las fantasias las podemos clasificar en “realizables” y en “las que es mejor dejar en la mente”. Por ejemplo, si fantaseas con hacer un trío pero eres muy celosa, no parece buena idea que quieras llevarla a cabo.

Analiza tus fantasías y si la respuesta es sí, no lo dudes. Habla con tu pareja, preparar la escena y ¡acción! A disfrutar.

4. Alcanza un orgasmo más

Aunque no me creas, está demostrado que solo el 30% de las mujeres llegan al orgasmo. La clave está en tu mente, en conocerte a ti misma, saber qué es lo que te hace tocar el cielo.

La masturbación es una buena aliada para descubrirse a sí mismo. Si consigues tener un orgasmo sola, ya estás a un paso para conseguirlo en pareja.

Si eres hombre, también es aplicable. Ayuda a tu pareja a llegar al orgasmo. Comunicaros y experimentar juntos.

5. Rompe la rutina

No hace falta que hagas grandes cambios; vale con ir pasito a pasito introduciendo pequeñas variaciones: un masaje integral, lencería más sexy, algún juguete sexual… ¡todo es válido!

Además, no hace falta gastarse dinero si crees que eso es un problema. Prueba con juegos más caseros, una cena romántica con degustación sobre tu cuerpo, jugar a ser otra persona, cambia de escenario y prueba todos los rincones de tu casa.

6. Siéntete sexy

Muy relacionado con el punto 5, pero es importante. Durante el sexo, recuerda que estás con tu pareja, que se siente excitado contigo, que no importan esos kilos de más o eso que te pasa por la mente. Hay que atreverse. Atreverse a sentirse sexy y deliciosa.

Olvidemos los clichés. Cada uno tiene su concepto de sexy. Aplica el tuyo propio y sorprende a tu pareja.

7. Piensa en el sexo al menos una vez al día

Cuando sientas que tu líbido está un poco adormilada, prueba a activarla. Intenta pensar en alguna situación sexual al menos una vez al día, verás como tu clítoris se “pone contento” y ¡también tu pareja! Y además, prueba a realizar ejercicios de Kegel, también estimulan tu sexualidad y tu líbido.

8. Cuidaros mutualmente

Ya hablemos de parejas estables, o de encuentros ocasionales, la seguridad, ante todo. No queremos empezar y continuar mal el nuevo año. Ya sea, no quieres tener hijos ahora mismo o enfermedades de transmisión sexual.

Acuérdate de disfrutar, pero con responsabilidad.

9. Mantén una buena salud física

Puede parecer una tontería, pero llevar un estilo saludable (dieta sana, ejercicio, buenos hábitos) también afecta a tu sexualidad.

Recuerda esos días en los que te sentías enferma o baja de forma; lo último que te apetecía era mantener relaciones sexuales.

10. Descubre tu punto G

Sí, el punto G existe. Y la forma más fácil de descubrirlo es con ayuda de tu pareja. No hablamos de un punto específico, sino de una zona.

De nuevo, comunicaros, pídele que te meta los dedos en la vagina, cerca de las paredes. Estas son lisas y en la zona del punto G presentan un consistencia rugosa. Su estimulación puede hacerte sentir muchísimo placer.

11. Beso de lengua

Hay parejas que tienen un sexo estupendo después de tantos años, pero sin embargo hace tiempo que no se besan. Ya sabéis lo que opino de los besos (y de los tipos de besos), la forma más intima de sentir a tu pareja.

¡Ya me direis qué tal empezáis y acabáis el año! 

Y de nuevo, esto son solo sugerencias, la lista podría ser infinita. Solo es cuestión de ser creativos.

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *