Sexo entre hombres o bud sex

¿Qué es el bud sex?

Al leer el título de este artículo, podemos imaginar que va a ser sobre homosexuales, pues no. El bud sex o sexo entre hombres, es una práctica entre hombres heterosexuales, que tienen sexo con otros por mero placer.

Puede resultar una idea contradictoria, y la gente puede pensar que si tienes sexo con otro hombre eres gay, que algo te tiene que gustar el hombre. Pero no, ellos piensan en su propio placer. 

¿En qué consiste el bud sex?

Esta práctica tiene dos características importantes, es absolutamente secreta y nada romántica. Los hombres que la practican la llevan desde la heteronormatividad que han interiorizado.

Lo máximo que pueden llegar a tener ambas personas es cierta complicidad al mantener alguna charla sobre algún interés en común. Y sobre todo para mantener todo en secreto, ambos buscan lo mismo. No hay besos ni tocamientos, se va directamente a lo que se va: mantener sexo. 

¿Existe un pérfil de hombre que busca el bud sex?

Tienen un perfil más o menos típico: heterosexuales, suelen estar casados, suelen ser blancos de piel, con hijos y rondando los 50 años. Seguramente en su entorno y época era difícil expresar sexualmente los deseos. 

Suelen tener una masculinidad muy marcada por estereotipos de género. Rechazan totalmente a los chicos que puedan ser más amanerados.

Esto es lo que se conoce como discurso homofóbico. Y puede venir del pensamiento de que lo femenino es inferior, con lo cual rechazan aspectos femeninos en el hombre con quien van a tener relaciones. Los masculinos por el contrario son mucho más valorados.

¿Cuál es el origen?

Los posibles orígenes del bud sex no se saben con total seguridad. Sin embargo, un sociólogo de la universidad de Otago en Nueva Zelanda llevó a cabo una investigación para intentar entender de dónde provenía esta curiosa práctica. 

Su objetivo era encontrar la correlación entre el bud sex y las características del país, los rasgos culturales, el contexto social, el lugar geográfico, la historia y las interpretaciones personales. Factores que le permitían formular hipótesis sobre las distintas dimensiones que podía tomar la identidad sexual. 

Los participantes de esta práctica elegían de forma intencionada a otros hombres heterosexuales y de características similares (como la raza o la edad por ejemplo).  Es decir, muchos de estos hombres escogían a otros hombres con rasgos muy masculinos, de su raza  y heterosexuales o, secretamente, bisexuales. Así “normalizaban” los encuentros como heterosexuales, el hecho de realizar esta elección les hacía sentir que se “alejaban” de la homosexualidad.

 

En conclusión, el bud sex es una práctica que llevan a cabo algunos hombres para expresar su deseo sexual. Posiblemente, un deseo que no han podido expresas por diferentes motivos, estaba mal visto en la época o era visto como algo prohibido.

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *