¿Sabes lo qué es ser demisexual?

De un tiempo aquí, se escucha mucho el término demisexual, y cada vez son más las personas que dicen que son demisexuales. Pero, ¿sabéis qué significa?

¿Quién puede definirse como demisexual?

Podríamos decir que una persona demisexual es aquella a la que le gustan las personas con las que establece un gran vínculo emocional, sólo de esa manera las encuentran atractivas eróticamente. Pero importante, en ese orden, primero vínculo, conexión, y luego cuando ya tienen eso, es cuando sienten atracción sexual.

Hoy en día se considera que la demisexualidad es una forma entre asexualidad y sexualidad, aunque soy partidaria de no tener que estar poniendo etiquetas a lo que somos o no, somos únicos cada uno y ya está.

Características de la demisexualidad

Los “demis” como se les suele llamar, no eligen no tener relaciones, simplemente es una condición. Y en muchos casos, esta condición es la que lleva a pensar a los demisexuales que son asexuales, cuando en realidad no es así. Por eso decíamos que está a mitad de camino entre sexualidad y asexualidad.

Un pequeño matiz sobre la asexualidad, no tienen por qué ser personas a las que no les guste el sexo, son personas que no sienten atracción sexual hacia otras personas, pero pueden masturbarse, tener sus fantasias etc. al igual que los demisexuales y el resto de orientaciones sexuales.

Cuando un “demi” alcanza ese lazo emocional, ya sea de amor romántico, como incluso de amistad, es plenamente capaz de sentir atracción sexual. Si se diera de forma forzada una relación sexual, sin haber encontrado esa unión, puede ser hasta desastroso, realmente es como si estuvieras con alguien que no te gustara.

 

La diferencia entre sexualidad y demisexualidad

Debe quedar muy claro esto, la diferencia entre la sexualidad y la demisexualidad está entre la atracción y el comportamiento. Mucha gente elige no acostarse con alguien que no conoce bien, pero aun así siente atracción.

Las personas demisexuales, no podrían sentir esa atracción hasta que no tuvieran ese vínculo. Por supuesto pueden elegir, si quieren, tener sexo o no, aunque no sientan la atracción, aunque esta elección suele salir mal.

Etiquetas sexuales

Antiguamente la sexualidad de los humanos se dividía en heterosexual, homosexual, bisexual y asexual. Hoy en día, cada vez hay mas etiquetas y a veces nos preocupamos más de poner etiquetas que en disfrutar simplemente cuando toca y nos apetece.

A diferencia de las orientaciones sexuales que hemos nombrado arriba, el demisexual, no sentirá nunca deseo sexual a simple vista. Nunca mantendrá una relación con alguien de una noche en una discoteca por ejemplo. Y esto, no debería suponer un problema, cada uno es como es y el respeto debería ser la clave de todas las relaciones humanas.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *