¿Qué es el sexting?

¿Has probado a hacer sexting?

El sexting es un término del que la mayoría de la gente ha oído hablar, pero que pocos entienden. El sexting es el acto de enviar mensajes o fotos sexualmente explícitas por vía electrónica, normalmente a través de un teléfono móvil. El sexting puede verse como una alternativa más segura a la actividad sexual, pero también puede acarrear graves consecuencias, como la humillación, la pérdida de reputación e incluso la cárcel.

 

Sexting

El atractivo del sexting es obvio: es caliente, travieso y se siente privado. Pero también hay algunos riesgos. En primer lugar, el sexting puede ser adictivo: es fácil engancharse a la emoción de enviar desnudos y mensajes sexuales. En segundo lugar, siempre existe la posibilidad de que tu destinatario comparta tus fotos o mensajes con otras personas. Y por último, si eres menor de 18 años, el sexting es ilegal en muchos estados.

Riesgos del sexting

Aunque el sexting es cada vez más común, es importante ser consciente de los riesgos que conlleva antes de decidir si participar o no. El sexting puede ser una experiencia agradable y segura si ambas partes son respetuosas y responsables, pero también puede llevar al arrepentimiento y a consecuencias negativas si no es así.

Si estás pensando en hacer sexting, asegúrate de tener en cuenta lo siguiente

– ¿Cuáles son tus intenciones? ¿Buscas una forma divertida de dar sabor a tu relación, o sólo intentas satisfacer tu propia curiosidad?

– ¿Cuáles son los riesgos? ¿Podrías sentirte potencialmente avergonzado o humillado si alguien viera tu foto? ¿Podrías tener problemas con la ley?

– ¿Cuáles son tus límites? ¿Hay ciertas cosas con las que no te sientes cómodo? Asegúrate de que tanto tú como tu pareja estáis de acuerdo en lo que es aceptable.

– ¿Y el consentimiento? Que alguien te envíe una foto no significa que quiera que le correspondas. Obtén siempre el consentimiento antes de enviar cualquier foto.

El sexting puede ser una experiencia divertida y emocionante, pero es importante tomar precauciones y pensar en las posibles consecuencias. Si eres reflexivo y responsable, el sexting puede ser una forma estupenda de añadir emoción a tu vida sexual, pero si no tienes cuidado, puede ser un desastre.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *