Descubriendo el clítoris

¿Qué es y dónde está el clítoris?

El clítoris proviene del griego y significa “llavecita”, y no es para menos, se trata de la llave del placer femenino. Y por suerte, ahora sabemos lo importante que es, antiguamente se pasaba por alto esta parte de la vagina.

Como definición no anatómica, decimos que el clítoris es el órgano de la vagina que está destinado exclusivamente a dar placer. Aunque solo vemos su punta, por dentro es mucho más grande de lo que muchas personas creen. Se extiende por el interior de los labios mayores, del perineo y rodea el tercio inferior de la vagina.

Es una parte de la vagina que no debemos obviar al tener relaciones, ya que al estimularla correctamente nos va a llevar a tener orgasmos. Según sea la manera de estimularlo, pueden derivar en una mayor o menor intensidad de los mismos.

¿Cuál es el tamaño del clítoris?

El tamaño de clítoris es muy variable dependiendo de la persona, como cualquier parte del cuerpo, los hay grandes o pequeños, pero no debería ser relevante. El exterior de esta llave maravillosa está rodeado por los labios mayores, es fácil de distinguir. Y su respuesta es como la de un pene masculino, con la excitación, aumenta de tamaño.

La puntita, que es lo que vemos al estar excitados, se llama glande, y es la estructura con mayor concentración de terminaciones nerviosas en el cuerpo. Lo que rodea este glande se llama capuchón clitoridiano, y es lo que nos protege de irritaciones.

¿Cómo debe ser su estimulación?

Para estimular el clítoris, hay diversas maneras. Ahora mismo ya sabe todo el mundo qué es el succionador de clítoris, o satisfyer, pero este vibrador se merece un artículo completo él solo, así que, vamos con las técnicas más tradicionales, sin juguetes.

Desde luego, es altamente recomendable que todas las mujeres conozcan su vagina, y más su clítoris. Para algunas es un gran desconocido, y es fundamental para disfrutar de grandes órganos.

Tenemos que tener muy claro que es un órgano muy muy sensible, así que para estimularlo hay que hacerlo primero de manera suave. Si doliera, se puede recurrir a lubricantes.

Los dedos o lengua, son los ideales para estimular el clítoris. Recomiendo la estimulación con la lengua, porque a parte de ser más suave, se lubrica de manera natural, pero eso ya es a elección de cada uno.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *