Vibradores y Satisfyer, ¿cómo elegir el mío?

¿Qué es el satisfyer (o satisfayer)?

 A día de hoy casi la palabra “ vibrador “ se ha quedado un poco anticuada, atendiendo a la nueva moda de los nuevos succionadores de clítoris. Que también son vibradores obviamente, pero es una creación que ha cambiado la sexualidad para las mujeres. Para las que lo han probado…

Con los vibradores, se pueden descubrir nuevas sensaciones, nuevos focos de placer. Siempre hay alguna novedad que podemos descubrir con cada uno de ellos, con lo cual está genial. Eso sí, no vienen con instrucciones, así que cada una se guía a sí misma.

Aquí vuelve a tener mucho protagonismo nuestra “llavecita”, osea el clítoris, ya que es el mayor beneficiado de usar estos juguetes. También es verdad que con alguno de ellos, con su forma curvada, se puede alcanzar el famoso “ punto G”.

¿Cómo elegir mi Satisfyer?

Hay miles de tipos de vibradores, pero a todos nos suena el Satisfyer, el descubrimiento que como pruebes no sacarás nunca de tu mesilla de noche.

El Satisfyer se centra en la estimulación del clítoris, directamente. Hace una especie de efecto ventosa que incrementa el riego sanguíneo del clítoris y al vibrar hace que se tenga el orgasmo de forma más rápida.

Tiene varias velocidades, a mayor velocidad mayor potencia, para subir el grado de estimulación.

No tiene ninguna contraindicación médica, no se sabe aún de nadie a quien le haya hecho mal, y lleva 5 años en el mercado. De momento la experiencia hasta ahora no ha supuesto ningún motivo de alarma.

Respecto a cuál escoger, como siempre, para gustos los colores… Nunca mejor dicho. Los hay rosas, azules, con forma de pingüino, más grandes, más pequeños… Desde mi experiencia, te recomiendo dos opciones. Las más pro. Tiene buenas reseñas, funciona de maravilla, es bastante silencioso y lleva batería (así puedes evitar que te deje tirada en medio de un orgasmo por quedarse sin pilas y además colaboramos con el medio ambiente!). Está hecho con silicona médica y es resistente al agua, por si quieres utilizarlo en la ducha y su precio ronda unos 37€. 

Si prefieres alguna versión más económica, te recomendamos la versión anterior , con un precio de unos 26€, más pequeño pero igualmente placentero! Y de todas formas, si conoces cualquier otro y quieres recomendarlo, no dudes en dejarlo en los comentarios. 

Y en cualquier caso, como pasa con todas las cosas, habrá a chicas a quien no les guste el succionador y otras que se puedan volver adictas, eso lo comentaremos en otro artículo. Ciertamente, con el Satisfyer se llega de manera muy rápida y por eso hay a gente a la que no le gusta…

Por supuesto decir que al estar en contacto con partes íntimas, la higiene tiene que ser máxima. Después de cada uso, límpialo con agua y jabón, o bien con algún limpiador de “juguetes”.

Como opinión personal, es una maravilla y lo recomiendo al menos probar para que digáis que no os gusta. Pero es otro concepto de vibrador, que da orgasmos con más intensidad y recomiendo probar.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *